lunes, 7 de octubre de 2013

Impredecible

De nuevo, la loca está aquí para presentar una nueva historia... sí, que ya lo sé, me hundo en fics pero es que mi cabecita loca me pide más (inserte ojitos de cordero aquí)
Espero que os guste y bienvenidos a mi nuevo fic. 


Está basado en el personaje de Da Hee, Kim Na Na en Monstar. Me he quedado tan traumatizada con ese drama que no me he resistido a hacerle un fic a ella, nada más ni nada menos que con Leo de VIXX. De verdad, disfrutadlo porque es estilo "Laura", es decir, loco...

Me dejo de tonterías y os dejo las dos introducciones, según el lugar de cada protagonista:



Impredecible




Algo subyacente -según Na Na-:


La había visto, a esa zorra no se le escapaba una. Sin embargo necesitaba pasar de largo, por ahora. Atacarla en ese momento sería desnudarse ante muchos ojos y eso no le convenía ni a ella ni a su grupo. Ellos evitaban ser reconocidos, ellos no existían, ellos eran normales para los demás.

Juraría que la miró a los ojos, estaba segura que cruzó su venenosa mirada con ella. Muy pronto, muy pronto acabaría con su clase, ella sólo tenía que esperar un poco más ¿Podría soportarlo? Sí, ella era Kim Na Na, la chica a la que todos temían, la que tenía el desprecio colectivo allá donde fuera. Incluso le gustaba saberse temida, le agrandaba el ego todo aquel miedo que proyectaba a esos incrédulos. Pobres, no eran, ni serían, conscientes jamás de lo que en realidad estaban ignorando.







Algo subyacente -según Leo-: 


Aquella universidad cambiaría por completo. Ninguno sospechaba lo que estaba por venir, nadie intuía el drástico giro que sus vidas darían en un futuro tan próximo como certero. Los estudiantes acudían a ese centro ajenos a lo que en verdad pasaba y pasaría entre sus paredes. Todo era aparentemente normal tan normal como él -irónicamente-. 

Jung Taekwoon, el más bien conocido como Leo. Rasgos felinos y sonrisa difícil de ver, con el cuerpo de un deportista nato. Era el más popular entre sus amigos, no por que se lo propusiera si no porque él se consideraba alguien "normal", él jamás había querido destacar en nada. Pero ese empeño en pasar desapercibido lo hacía ser siempre el centro de atención, la había tenido al ser, además de atractivo, un tanto misterioso. No obstante, aquello jugará en su contra cuando alguien idéntico a él termine por descontrolar su mundano alrededor. 

¿Todo ha sido siempre así o parecía serlo? Sólo ella tiene la respuesta, y será a ella a la última que tendrá intención de preguntar.




Permissions beyond the scope of this license may be available athttps://www.facebook.com/LaCulturaKPopYJPop.