lunes, 21 de julio de 2014

¡Y que vengan los ángeles a por mí!

Antes que nada comenzaré con lo que os avisé, en la cabecera de todas las entradas aparecerá esta explicación para quede claro todos los puntos a los que están sometidas las licencias de mis escritos.


Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd):
 No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.
Como bien explica:

 
  • 1º No se puede sacar dinero de ella, ya que es mía y hecha sin fines lucrativos. 
  • 2º No se pueden hacer adaptaciones de ningún tipo sin el consentimiento del autor, o sea, yo. Una adaptación es toda aquella que tenga similitudes con la historia original en un 80% o la trama sea la misma. En caso de ambas es directamente un plagio.
  • 3º No se puede compartir la obra o fragmentos de la misma sin los créditos pertinentes, sobretodo sin siquiera avisar al autor.

 
    El contenido de este blog está sujeto a esta licencia. Todas las historias de ficción que aquí muestro son totalmente inventadas por mí -Laura Ramírez Patarro-, los personajes reales que aparecen en ellos son varios idols del kpop y por tanto no son míos y se pertenecen a sí mismos. Todo lo que ocurra en estas historias es ficticio (a parte de las características físicas de los personajes reales que aparecen en ella), cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
    Aclarado esto, la entrada comienza ahora mismo...


    ------


    Bueno... dejo esto por aquí y me voy a morir a otra parte xDDD
    Carla sé que mueres esperando pero en menos de lo que esperas tendrás la última parte asjkdsdjfhsdfgjg
    Comentadme qué tal... sabéis que vuestros comentarios son el sustento, no cobro dinero porque me pongáis vuestra opinión, es gratis >< abrazosssss -se va-.


    ------

    Prev/¡Y que vengan los ángeles a por mí! (Parte I)





    ¡Y que vengan los ángeles a por mí! (Parte II)



    “Hoy he dejado de ser un ángel para ser un humano. Y no está tan mal serlo, porque estoy con Eun Ji; esos ojos avellana que tanto conozco me están mirando por primera vez. Aunque, irónicamente, sea un completo extraño para ella, soy la persona que ha estado a su lado desde que nació; saber que ahora conoce de mi existencia me llena de ¿felicidad? ¿dicha? Estoy extasiado, frenético y fascinado.
    Ser un ángel tiene sus ventajas, sin embargo, los mortales tienen el privilegio de sentir, sentir con un cuerpo tangible, y sobretodo, físico. Noto como el aire fluye por mis recién estrenados pulmones, me encanta la sensación de estar vivo. Aunque añore mi divinidad, el flujo vital me tiene gratamente sorprendido. Es algo tan... nuevo, fresco, increíble. Jamás pensé que esto me hiciera dudar y desear algo que está fuera de mi alcance. Porque he sido condenado y si Ravi no averigua qué ha pasado con mi llave del edén, terminaré en el infierno por ello. En ese caso habré fallado por completo en mi propósito y Eun Ji quedará desprotegida. Sólo tengo siete días en los que, con o sin la ayuda de Ravi, intentaré demostrar mi inocencia y volver a mi lugar. No obstante... tenerla tan cerca y poder llegar a tocarla... está nublando mis sentidos ¿será por la condición humana que me ha tocado tener en estos momentos? Veremos en qué depara todo esto.”

    domingo, 13 de julio de 2014

    ¡Y que vengan los ángeles a por mí!

    Antes que nada comenzaré con lo que os avisé, en la cabecera de todas las entradas aparecerá esta explicación para quede claro todos los puntos a los que están sometidas las licencias de mis escritos.


    Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd):
     No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.
    Como bien explica:

     
    • 1º No se puede sacar dinero de ella, ya que es mía y hecha sin fines lucrativos. 
    • 2º No se pueden hacer adaptaciones de ningún tipo sin el consentimiento del autor, o sea, yo. Una adaptación es toda aquella que tenga similitudes con la historia original en un 80% o la trama sea la misma. En caso de ambas es directamente un plagio.
    • 3º No se puede compartir la obra o fragmentos de la misma sin los créditos pertinentes, sobretodo sin siquiera avisar al autor.

     
      El contenido de este blog está sujeto a esta licencia. Todas las historias de ficción que aquí muestro son totalmente inventadas por mí -Laura Ramírez Patarro-, los personajes reales que aparecen en ellos son varios idols del kpop y por tanto no son míos y se pertenecen a sí mismos. Todo lo que ocurra en estas historias es ficticio (a parte de las características físicas de los personajes reales que aparecen en ella), cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
      Aclarado esto, la entrada comienza ahora mismo...



      ------



      Hola, he vuelto. Fin.

      Ok no, jajaja bueno, ¿qué tal? Mucho tiempo sin verme por aquí ¿no? Os traigo un incentivo de lo que voy a subir a partir de ahora. Me refiero a mi manera de escribir ¿os gusta el cambio? ¿no,sí? Simplemente me lo debéis comentar ^^ yo me he divertido escribiendo como hace mucho que no...
      Siento el discurso pero me encantaría que me comentarais porque vengo cargada de bastante cosas nuevas y que debía hace bastante tiempo >< siento la espera pero ya estoy aquí <<Holi>>

      Esta historia estará dividida en varias partes, no más de tres porque lo ando alargando y retocando aún. Va para Carla, que últimamente la veo muy liada y quiero darle nada más que alegrías a esta mujer, más que nada porque la quiero mucho y punto jajaja

      Aquí os dejo esta mega-ida-de-olla y espero que os guste :D



      ------






      ¡Y que vengan los ángeles a por mí! (Parte I)



      Hoy noto algo diferente en él. Lee Jaehwan, alias Ken. Hoy está más pendiente de mí que de costumbre. Incluso ha venido a buscarme al comedor cuando nunca deja a su grupo de amigos-payasos (como yo los llamo) para venir hacia aquí y hablarme. ¡Es su hora sagrada! Las horas restantes no hace otra cosa que atosigarme, matarme de risa y hacer que me ría con él y de él. Para otros sería alguien pesado y cansino, para mí no. Para mí es un ángel. Ha sido mi mejor amigo desde que teníamos pañales y ha estado ahí siempre.
      Me ha gustado desde que cumplí quince años, en el instante que llegó para salvarme. Un día en el que casi muero al estar en el momento y lugar equivocado. Él se arriesgó por mí, me salvó la vida. Y yo caí en ese pequeño sentimiento que poco a poco fue creciendo. Hasta ahora lo he guardado pero no porque yo quiera ocultarlo, no. Tristemente siempre pasa algo cuando intento confesarme, incluso pienso que el destino no nos quiere juntos como yo quiero. Sin embargo, hoy ha estado más atento conmigo que de costumbre y esto me empuja a querer decírselo en cualquier momento. Jaehwan, me gustas. No es tan difícil ¿no?”