martes, 10 de septiembre de 2013

No hay rosas blancas

Y aquí un oneshot para Carla, esa personita que se ha convertido en alguien super importante para mí *^* Te quiero loca, y como ya lo has leído quiero que lo leas ya corregido y sin ningún error (que yo haya visto, claro) 

Está basado tanto en la película "Cazadores de sombras", algún que otro caso de la serie "Sobrenatural" y unos de mis fics, algunas ya sabrán a cuál me refiero pero sería spoiler ya que lo tengo abandonado y aún no he llegado a esa parte ><

AVISO: Contiene escenas un tanto subidas de tono y lenguaje mal sonante.

Ahora a leer...

(La imagen no es mía, está sacada de google, créditos a su autor)




No hay rosas blancas


“Yo estoy hecho para hacer el mal no para anhelar a una simple mortal, no estoy aquí para cultivar mi devoción por ella. Sin embargo se plantó frente a mí, regia y altanera, queriendo doblegar mi objetivo. No, yo sólo quiero hacer el mal, yo sólo quiero arrastrarla junto a mí. Entonces ¿por qué me frustra verla en los brazos de ese mindundi? ¿Por qué verlos retozar hace hervir mi sangre? “Sólo es deseo”. Me va a gustar, me va a gustar mucho llegar hasta ella, arrebatarle lo que cree que es su felicidad y brindarle lo que realmente desea...

… A mí.”

lunes, 2 de septiembre de 2013

Monstruo IV

Pues después de algún tiempo de descanso y vacaciones vuelvo a la carga :D
Con nada más y nada menos que la historia de nuestros chicos de VIXX, los amo enormemente jeje.
Como compensanción a todo este tiempo de inactividad, lo he hecho laaaaaaaargo laaaaaargo, así que disfrutad, espero vuestros comentarios (recordad que es mi sustento, ya que no cobro por escribir, todavia...) En realidad vuestro apoyo me asegura que hago bien esto a lo que me dedico... 
Ahora, y después de tanto discurso, os dejo con el capítulo ^^


Capítulo 3: Sensaciones








Capítulo 4: Control

Muchos piensan en el control como algo absoluto, algo que les da la seguridad de que su alrededor responderá a ellos sin ningún tipo de resistencia. Yo pensaba igual hasta que la verdadera cara de esa definición se me presentó de lleno. Desde que todo se volvió frágil en mis manos, débil a mis impulsos y insignificante a mis deseos. “Se debe tener cuidado con lo que se desea febrilmente”, una advertencia que yo pasé por alto, me arrepiento tanto de ambicionar lo que ahora condiciona mi vida, lo que me hace ser despreciado por quien me ve controlarlo, controlarlo todo... Sí, tenía al fin lo que ansiaba, el poder, el control. Una maldición que poco a poco me haría perder a las personas que me importaban, las alejaba irremediable, es lógico, ¿quién querría estar al lado de una bestia como yo?